Bujalance

BUJALANCE

Bujalance, es una ciudad de la campiña cordobesa que se encuentra en el corazón de Andalucía. Su localización, en medio del camino natural que va hacia el sur de la península ibérica, y sus tierras fértiles y ricas en aguas subterráneas, le han otorgado a lo largo de la historia un importante protagonismo.

La gran diversidad de culturas que han pasado por nuestra ciudad, le permiten a Bujalance ser una ciudad acogedora y de gran belleza. Y es por ello, por lo que poseemos un amplio patrimonio histórico y cultural, que hizo que en el año 1983, el Consejo de Ministros declarara el casco antiguo de Bujalance, como conjunto Histórico-Artístico.

De nuestro patrimonio histórico, cabe destacar el Castillo Alcazaba, de la época de Abderamán III; la Parroquia de la Asunción, más conocida como la Catedral de la Campiña por sus enormes dimensiones; la Torre de la Asunción, conocida como la Pisa de Andalucía por su inclinación; la Iglesia de San Juan de Dios; la Parroquia y la Torre de San Francisco; El Monasterio de San José y Santa Teresa; la Ermita de Padre Jesús; las ermitas de Consolación y Veracruz; la Casa Consistorial; la Plaza Mayor; la Plaza de Santa Ana; el Parque de Jesús; innumerables casas solariegas; sus calles y plazas.

Pero si hay algo de lo que cada día nos sentimos cada vez más orgullosos, es de nuestra Arquitectura del Sol, un proyecto que nace de los estudios del físico bujalanceño, Don José María Abril. Estudios que han permitido sacar a la luz, tras descifrar una serie de claves astronómicas y matemáticas, un atractivo mucho más sutil y fascinante, que ha permanecido velado durante siglos, y que hace que la arquitectura religiosa de nuestra ciudad sea única y diferente en el mundo.

La Arquitectura del Sol invita al visitante a acercarse a la mirada de la enigmática escuela de pensamiento que inspiró la singular arquitectura religiosa de Bujalance. Aquí, las naves de las iglesias se orientan como flechas, al lugar exacto del horizonte local por donde sale o se pone el Sol en el día de la onomástica del Santo titular del templo, produciendo en esas fechas, bellísimos “milagros de la luz”. Además de la orientación hacia el sol, los diferentes templos y torres de nuestra ciudad están relacionados entre sí y poseen unas alineaciones entre ellos que no dejan a nadie indiferente. La planta y el alzado de los templos usan la Divina Proporción de Pacioli, el número de Dios asociado a la quintaesencia, la misma quintaesencia capaz de transmutar los metales en oro, o de sublimar el alma. Así, el Templo de la Asunción, orientado al orto solar en su onomástica, es una morada filosofal, un lugar de bendición, donde la oración y la mediación de la Santísima Virgen, obrarían el milagro de acercar el alma a Dios. El visitante descubrirá aquí, una singular manifestación de religiosidad cristiana, que constituye una auténtica rareza en todo el mundo, y que en Bujalance nos ha dejado estos poemas de luz y piedra, que hacen de este pueblo un lugar para el misticismo religioso e intelectual.

Otra parte importante de nuestra oferta turística es el oleoturismo, a través del cual, nuestras cooperativas olivareras ofrecen al visitante conocer en primera persona como se desarrollan cada una de las etapas necesarias para la obtención de nuestro oro líquido, el Aceite de Oliva. En cuánto a gastronomía, y partiendo de la base de que todos nuestros platos surgen de nuestro excelente aceite de oliva, estamos seguros de poder satisfacer hasta los paladares más exigentes, sobre todo por la gran variedad de platos y dulces típicos que ofrecen los diferentes establecimientos de nuestra localidad, destacando de entre todos ellos, nuestra Patata Rellena. Es tal la importancia que tiene para nuestra gastronomía este plato, que cada mes de marzo se celebra la feria de la Pata Rellena, una feria donde podemos degustar las diferentes patatas rellenas que ofrecen los establecimientos participantes.

Visita la Web de Bujalance PULSANDO AQUÍ: http://turismo.bujalance.es